Los 27 Postres Italianos más típicos

La gastronomía italiana es una de las más conocidas y variadas en el mundo, con los platos más exquisitos del planeta.

Esto también es cierto de sus postres. Estos tienen una fama y un sabor particularmente únicos. A continuación, te presentamos los 27 postres italianos típicos que debes probar alguna vez en tu vida.

Los Mejores 27 Postres Italianos

panna cotta

La panna cotta o panacota es un delicioso postre.  Originado en la región de Piamonte, tiene una consistencia similar al flan, y sus ingredientes son realmente sencillos: nata, leche, azúcar, gelatina y vainilla.

Esta receta también sirve como base para hacer una panna cotta de chocolate o café, mezclando el cacao o el café en la preparación de la nata. Para hacerlo más atractivo, se adorna con mermelada, melocotones, o cualquier fruto rojo.

Primero, cocinamos la gelatina hasta que se disuelva. Luego, en una cacerola grande cocinamos la nata con el azúcar, y los otros ingredientes. Al final, mezclamos la preparación con la gelatina y la vainilla, y dejar enfriar toda la noche para que tomen una mejor consistencia.

tiramisú

El Tiramisú es pastel proveniente de Venecia, Italia. Una de sus más grandes particularidades es su alto contraste entre los sabores del café, el cacao y la crema.

Existen diferentes variaciones del tiramisú, pero su receta básica consiste de queso mascarpone, bizcochos de soletilla, cacao en polvo, café frío, huevo, chocolate negro, y licor de amaretto.

Preparamos el café, y dejamos enfriar. Luego, preparamos la crema con los huevos, el azúcar y el queso. Y por último, remojamos las soletillas en el café con ron, y hacemos capas de bizcocho y crema, y cubrimos la última capa con crema.

Este es un postre verdaderamente recomendado para los amantes de sabores fuertes.

gelato

El gelato es la versión italiana del helado. Esta versión contiene menos grasa que su primo el americano, debido a que no tiene crema, y está mayormente compuesto por leche. Además, la consistencia del gelato es más concentrando debido a su menor cantidad de aire.

Está hecho con leche entera, huevos, azúcar granulada, vainilla, y saborizante.

Llenamos de agua una olla grande hasta la mitad, y la calentamos hasta hervir. Batimos las yemas para formar una crema espesa de color blanco. Mezclamos las yemas con la leche. Luego, cocinamos esta mezcla en baño maría para obtener la crema. Dejamos enfriar, y podemos disfrutar de nuestro gelato.

cannoli

El cannoli es un dulce proveniente de Sicilia, Italia. Es un pequeño tubo hecho de masa, relleno con queso ricotta y algunos otros ingredientes.

Una de las particularidades de su receta es que la masa está hecha con vino Marsala, un vino dulce que da un sabor único a la masa.  El relleno está hecho con queso ricotta, azúcar glas, ralladuras de naranja o limón, y algunos otros ingredientes según el gusto de cada uno.

En la preparación de la masa, colocamos todos los ingredientes en un bol, y vamos incorporando los huevos, el vino, y los demás ingredientes. La masa estará lista, cuando se estire fácilmente sin romperse, y esté suave.

Para la crema, quitamos el exceso de líquido al ricotta con un colador. Y mezclamos la ricotta con todos los demás ingredientes. Luego esperamos que nuestros cannoli estén fríos, los rellenamos, y estarán listos para comer.

zuccotto

El zuccotto es otro postre italiano con un muy buen sabor y muy sencillo de hacer. Su presentación es en forma de bóveda o de semiesfera, algunos incluso dicen que parece un iglú.

Al igual que el tiramisú, su receta básica es un bizcocho o soletillas mojadas en algún licor. Y se van haciendo capas entre el bizcocho o las soletillas, y la nata. También se pueden agregar otros ingredientes como chocolate, nutella, etc.

Primero, preparamos el almíbar. Luego, derretimos el chocolate a baño María, y dejamos enfriar. Batimos la crema de leche y el azúcar, con la esencia de vainilla. Y mezclamos con el chocolate. Cubrimos el molde con el bizcocho mojado en almíbar, y hacemos varias capas de bizcochos y crema.

sfogliatelle

El sfogliatelle tuvo su origen en la región de Nápoles, Italia. Su nombre proviene de la palabra sfoglia que significa hojaldre, ya que el postre es hecho con masa de hojaldre.

Su textura y sabor son una de las particularidades más importantes de este postre. Además, su relleno está hecho con semolina fina, queso ricotta, azúcar glas, y fruta confitada.

Este es un postre con un complejo proceso de elaboración. Pero sin duda vale la pena probar uno preparado por un buen chef, u optar por hacerlo en casa.

pastiera

La pastiera también es un postre de origen napolitano. Esta tarta cuenta con un exterior crujiente debido a la pasta frolla, y un interior muy cremoso, con un aroma muy atrayente.

La pasta frolla se hace con harina de fuerza, mantequilla sin sal, azúcar, ralladura de naranja, y azúcar glas. El relleno es hecho con grano de trigo cocido, leche entera, ricotta, azúcar, ralladura de naranja, y algunos otros ingredientes.

Comenzamos elaborando la pasta frolla. Mezclamos la pasta con el azúcar, la ralladura de limón, la harina, y los huevos hasta que los ingredientes estén incorporados, y la masa sea flexible, de modo que no se rompa al estirar.

Para la crema, cocemos el grano de trigo, la leche, la ralladura de limón y los otros ingredientes. Aparte, removemos el queso ricotta con azúcar, y huevos. Y mezclamos con la mezcla cocida. Y por último, unimos la crema con la pasta, cocinamos, y listo.

genovesa

El pastel o bizcocho genovesa es un plato base para otras recetas. En otras palabras, es un bizcocho sencillo que sirve para hacer otras recetas más complejas. Esta receta es utilizada en muchas pastelerías del mundo.

Una de las características más importantes de este bizcocho es que no lleva levadura. Su textura esponjosa está formada de aire, producido por la cantidad de huevos montados que lleva.  Sus ingredientes son: mantequilla fundida a temperatura ambiente, harina, huevos, azúcar y sal.

crostata

La crostata es una tarta típica de Italia. Es hecha a base de pasta frolla, y su relleno original consiste de mermelada de cereza, melocotón, o fresa. La combinación entre la dureza de la masa frolla y la mermelada hacen de este dulce un postre exquisito para el paladar.

Elaboramos la masa, agregando los ingredientes secos, y mezclándolos con la mantequilla y los huevos. Amasamos la mezcla, hasta que quede suave y lisa. Estiramos con un rodillo con harina, y colocamos en nuestro molde. Vertemos la mermelada, tapamos la tarta, y luego horneamos.

seadas

La seada es un postre típico de la isla de Cerdeña. Su preparación consiste de un gran bollo de semolina. Y su relleno está compuesta de trozos de queso, azúcar, canela y ralladura de naranja o de limón. La masa se prepara con manteca de cerdo, y se cocina en aceite de Oliva, o en la manteca de cerdo. Y al estar lista, se cubre de miel o azúcar.

torta caprese

La torta caprese es otra delicia de la gastronomía italiana. Una de sus particularidades es que el pastel no está hecho con harina de trigo, sino que es una combinación de almendras trituradas, chocolate derretido, y mantequilla. Esto hace de este pastel una alternativa para aquellos que son alérgicos al gluten.

Se derrite el chocolate en barra junto a la mantequilla, para incorporar los ingredientes. Se prepara la almendra molida con azúcar en un molde con huevos montados. Se hornea, se deja reposar, ¡y listo! Disfruta de ella.

panettone

El panettone es un pan clásico para la celebración de la navidad en muchos lugares del mundo. Lo que muchos no saben es que es un postre típico de Italia, para celebrar esta festividad.

Su textura, suavidad, y sabor, y diversas variantes, hacen de este pan una alternativa para nuestros postres, sea en navidad o en cualquier otra fecha del año.

En algunos casos, el proceso de elaboración es muy complejo, así que podemos comprarlo en cualquier supermercado. Pero si deseamos tener una gran aventura, y desarrollar nuestras capacidades de cocina, podemos hacerlo nosotros mismos en casa. Solo necesitamos levadura, azúcar, leche, huevo, harina, y algunos otros ingredientes.

bonèt

El bonèt piamontesa es la variante italiana del flan comúnmente conocido. Está hecho con lecha entera, preferiblemente fresca, cacao en polvo y licor de almendra. Además, está decorado con amaretto molido.

Molemos los amaretti en un procesador de alimentos, o lo compramos previamente molido. En un bol, batimos los huevos con el azúcar y el licor de almendra. Y luego mezclamos con el amararetti y el cacao. Al estar listo, vertemos en un molde. Cocinamos, y nuestro bonét estará listo.

pan de saba

El pastel de chocolate Reina de Saba también es una buena opción para aquellos que buscan postres libres de gluten. Esta receta no lleva harina de trigo, sino que su preparación se hace con chocolate, maicena, almendra molida, y huevos.

Su consistencia es suave y esponjosa, y tiene un sabor intenso a chocolate. Una receta fácil de preparar.

torrone

El torrone o turrón es receta que también es de origen italiano. Su sabor característico de maní es lo que lo hace un dulce único. Sus ingredientes no son muy difíciles de conseguir, y su preparación es realmente sencilla. Está elaborado con maní tostado, azúcar refinada, huevos, glucosa de maíz y almidón de maíz.

Se hierve la glucosa y el almidón del maíz hasta que comience a hervir, y pueda endurecerse con agua fría. Se baten los huevos con sal, y se agrega el jarabe caliente de maíz. Se coloca encima del maní, y luego se deja enfriar.

canestrelli

Las canestrelli son unas galletas tradicionales de Italia. Tienen una textura agradable al paladar, con la forma de una margarita de 6 pétalos.

Estas galletas son sencillas de hacer. Sus ingredientes son azúcar glas, mantequilla, harina de trigo, maicena, huevos, y sal.

Una de las particularidades de esta receta es que la yema de huevo es previamente cocida. Pero no te dejes engañar, porque esto es precisamente lo que da su sabor y consistencia a estas galletas.

cartocci

El cartocci es un postre parecido al cannoli, de origen siciliano. Es un pastel frito bastante suave, relleno de ricotta endulzada, con chocolate, o esencia de vainilla o naranja. Este postre se consume principalmente para el desayuno.

La masa leudada se envuelve un tubo de metal especial, se hornea, y luego se fríe de esa manera. Al enfriarse un poco, se rellena con queso de ricotta, y listo para consumir.

bocconotti

El bocconotti es un tipo de tartaleta italiana. Se prepara relleno de chocolate o mermelada, con ralladura de naranja o de limón.

El primer paso es elaborar la masa de hojaldre, mezclando la harina, el azúcar, los huevos, el bicarbonato y la ralladura de limón. Hacemos un disco con la mezcla, y refrigeramos mientras preparamos el relleno.

Tenemos que moler las almendras hasta que queden muy finas. Luego, agregamos azúcar, cacao en polvo, chocolate y canela, o la mermelada de nuestra preferencia. Preparamos nuestras tartaletas en los moldes, y horneamos.

gubana

La gubana es un pan dulce relleno de frutos secos, usualmente preparado durante la Navidad o la pascua en el Norte de Italia. La marca distintiva de este pan es que se elabora enrollando la masa en forma de caracol.

Para la masa necesitaremos harina, mantequilla en pomada, levadura fresca, azúcar, huevos y sal. Para el relleno utilizaremos nueces, almendras, uvas pasas, ciruelas, y cualquier otra cosa que queramos agregar a nuestro gusto.

pardulas

Las pardulas o casadinas son pastelitos al horno típicos de la ciudad de Cerdeña. Tradicionalmente, es un postre que se prepara en el tiempo de la pascua en esta región. La masa es fácil de preparar, ya que sus ingredientes básicos son harina, mantequilla y aceite. Lo que hace más atractivo a este dulce es la bonita forma de flor de su masa.

El relleno se prepara con ralladura de limón, huevo, queso ricotta y azúcar. Luego de tener todo listo, colocamos la crema dentro de la masa, y se hornea a 180º C durante 30 minutos.

amaretti

Los amaretti son unas galletas elaboradas con pasta de almendra.  Se cree que tienen su origen en países árabes, y que llegaron a Italia a través de inmigrantes árabes, y a partir de allí, se volvieron un postre tradicional de Italia, muy bueno para acompañar tu expreso.

Lleva almendra molida, azúcar, esencia de almendra, claras de huevo y azúcar glas para la decoración.  Para su elaboración, batimos el azúcar con la almendra en polvo, la clara de huevo y la esencia de almendra, hasta que nos haya quedado una pasta. La dejamos reposar en la nevera durante 20 minutos, y luego la horneamos durante 20 minutos más con el horno previamente precalentado a 200º C.

cassata

La cassata es un postre típico de la gastronomía siciliana. Sus ingredientes básicos consisten de ricotta, azúcar, bizcocho, mazapán, azúcar glas y fruta confitada. Esta torta varía su presentación final dependiendo del cocinero o chef que lo prepare.

La preparación de este dulce conlleva un poco más de elaboración por cada una de las partes que tiene. Pero sin duda, por su gran sabor, vale la pena el esfuerzo.

taralli 

Los taralli son unas rosquillas que tuvieron su origen en el sur de Italia. Su preparación es una de las más fáciles entre todas las recetes de nuestra lista.

Sus ingredientes son harina de fuerza, aceite de oliva, sal y semillas de hinojo. Debemos mezclar la harina con el aceite, para formar la masa. Luego, echamos las semillas de hinojo y la sal, y vamos amasando hasta que no se pegue ni en el bol ni en las manos. Luego formamos nuestras rosquillas de taralli, las colocamos en agua hervida hasta que floten sobre la superficie, horneamos durante 30 minutos, en el horno precalentado a 180ºC. Y así tenemos nuestras taralli.

tegole

Las tegole son unas obleas muy delgadas, provenientes del Valle de Aosta. Estas obleas están hechas con avellanas, almendras y nueces. Para su preparación, debemos moler de manera muy fina los frutos secos, y mezclar con claras de huevos y harina batida con antelación.  Precalentamos el horno a 180º C y cocinamos durante 7 minutos, o un poco más si es necesario.

mostacciuoli 

Las mostacciuoli son unas galletas de suave consistencia, que tienen un lugar importante en las cocinas italianas. Su relleno está hecho de almendras molidas, y de esencia de canela. Puede aromatizarse con limón, cacao o chocolate.

Una de las particularidades más importantes de estas galletas es que son hechas con mosto, o algún vino de preferencia. Sus ingredientes principales son la harina, huevo, azúcar morena, almendras molidas, cacao en polvo, canela, y la ralladura de limón.

Estos son tan sólo algunos ricos dulces provenientes de la cocina italiana. Son una buena opción para comer a solas, o con la familia o los amigos. ¡Anímate probar o preparar alguno de ellos!

Cómo hacer gambas????a la plancha [Receta fácil]

Hay momentos en la vida que son únicos para mí.

Por ejemplo, son mágicos los minutos que puedo pasar dentro de un mercado.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de visitar uno de mis favoritos: Mercado de San Miguel, Madrid.

Son 100 años de historia encurtiendo la experiencia culinaria española. Frutas, carnes, pescados, mariscos, cereales, todo lo que necesitas para cocinar está ahí.

Haces amigos, puedes comprar las cosas increíblemente frescas, los sabores son perfectos, todo eso es sinónimo de un mercado para mí.

Estando en San Miguel me encontré con unas gambas. Tenían muy buena pinta, con solo mirarlas provocaba cocinarlas.

Existen múltiples preparaciones de este crustáceo, gambas al ajillo, gambas rebozadas, hasta tortilla de gambas se puede hacer.

Todas son riquísimas y todas tienen muchos seguidores.

Como había quedado con unos amigos y quedamos que les visitaría en su casa, decidí hacerles un plato sorpresa.

Compré un kilo de gambas grandes y muy frescas. Tenía todo para sorprenderlos con una receta exquisita y muy fácil de hacer: Gambas a la plancha.

Cómo hacer unas buenas gambas a la plancha

buenas gambas a la plancha

Lo primero que quiero recordarte es la importancia de elegir un producto de calidad.

Cómpralas del tamaño que desees, pero siempre frescas.

Las gambas congeladas se pueden utilizar para esta receta, pero siempre es mejor utilizar productos frescos.

Los sabores y olores serán inmejorables.

Ingredientes

Para cocinar unas gambas solo necesitas:

  • Gambas
  • Zumo de limón
  • Sal gorda
  • Aceite de oliva

Preparación

Gambas cocida

Es bueno aclarar para esta preparación no será necesario limpiar las gambas, se cocinarán intactas.

Sin embargo, si quieres que el consumo sea más sencillo, puedes hacer una limpieza previa. Deja la cabeza y la cola del marisco.

Independientemente de cómo los quieras comer, es importante que los laves. Eso le quitará todo rastro de arena que pueda traer.

Una vez definas si las gambas van con conchas o peladas, coloca una sartén sobre la cocina.

Agrega un poco de aceite de oliva. Justo lo necesario para ver una pequeña película de aceite en la superficie de cocción.

Incorpora las gambas y colócales un pequeño puñado de sal gruesa.

Después de 2 o 3 minutos de cocción, voltea las gambas.

La finalización del plato será entre 1 a 2 minutos después de la primera volteada de las gambas.

Saca las gambas de la plancha, emplata y llévalas a la mesa acompañadas con unas rodajas de limón.

Trucos y consejos

Gambas a la plancha perfectas

Sencilla receta ¿Verdad?

Pues eso no le resta importancia a contar con unos buenos tips para asegurarse de cocinar gambas a la plancha y que siempre queden perfectas.

  • Aunque te lo dijimos arriba, insistimos: Compra calidad y obtendrás calidad. Existen gambas rojas, blancas, carabinero y muchas otras, no importa cual escojas, solo importa que estén frescas.
  • Para evitar una cocción de forma no deseada, algunos aconsejan “pintar” -con ayuda de una brocha- con aceite de oliva a todas las gambas.
  • Al cocinar gambas debes atenderlas en todo momento. Cuando el color es rojo intenso, es momento de sacarlas de la plancha. No te pases de cocción o arruinarás la textura de la gamba. Bastan 2 a 3 minutos, como máximo, para tenerlas listas para comer.
  • Un secreto de chef es agregarle un chorrito de vino blanco a las gambas durante su cocción. Así aumentarás su sabor.
  • Otro truco es rociarlas con un poco de zumo de limón al momento de servirlas. Le dará un toque extraordinario.

Y hasta aquí esta sencilla receta sobre como hacer gambas a la plancha.

Supongo que ya te habrás dado cuenta que el secreto de este plato es la calidad de las gambas, ya que hacerlas es realmente sencillo. ¿Conoces alguna otra manera de hacerlas? ¿Tienes algún otro tip? Déjanoslo en los comentarios!

????Lacón a la Gallega [Receta fácil]

La selecta oferta gastronómica española es muy rica. Tenemos platos característicos de cada región. Ensaladas, vinagretas, jamones, tortillas de patatas, platos muy elaborados, platos sencillos.

En cuanto a los ingredientes que usamos, muchos son sello de nuestra cocina: cerdo en variadas presentaciones, aceite de oliva, azafrán, pimentón de la Vera, mariscos, quesos y vinos; son algunos de ellos.

Hoy os contaré sobre una receta fácil de preparar. Proveniente de Galicia. ¡No! No es empanada. Os traigo: Lacón a la gallega.

El lacón es producto del cerdo. Siendo todavía lechón, las patas delanteras del animal se someten a un proceso de curación durante unos 35 días. Se obtiene una proteína de suave aroma y ligeramente salada.

Ingredientes


  • 200 g de lacón gallego
  • 400 g de patatas
  • Pimentón dulce y picante
  • Sal
  • Aceite de oliva extra virgen

Cómo se prepara el lacón a la gallega


La preparación de este plato es muy sencilla. No os tomará más de 20 minutos.

Iniciamos, como si fuéramos a hacer un puré, pelamos todas las patatas.

Patatas peladas

Es recomendable que las pongáis en remojo hasta que las uséis para evitar su oxidación.

En una olla profunda, pon a hervir agua.

Olla con agua hirviendo

Cuando el agua rompa a hervir, agrega sal y las patatas. Deben cocinarse durante 15 a 20 minutos.

Transcurrido el tiempo, saca las patatas y colócalas en un colador. Permite que se enfríen un poco antes de continuar con la preparación.

Cortar las patatas en rodajas y colócalas, formando un espiral, en un plato llano.

Patatas cortadas en rodajas

Sobre el espiral de patatas, rocía aceite de oliva y sal al gusto.

Coloca el lacón encima de las patatas. Agrega aceite de oliva, sal y pimentón al gusto.

Ahí está. Un plato repleto de sabor, de preparación sencilla y muy rápida.

Trucos y consejos


El lacón que se utiliza en esta receta es el que podéis encontrar en cualquier supermercado. Cortado a cuchillo, sin muchas complicaciones.
Antes de colocar el lacón sobre las patatas es recomendable darles un golpe de calor.
Algunas personas lo hacen metiendo el lacón unos segundos al microondas. Esta técnica podría secar la carne. Por eso no la utilizamos.
Os recomiendo que lo hagáis en una sartén caliente, a fuego medio. Colocáis el lacón unos segundos por cada lado y estará listo.
Una de las dudas frecuentes en las recetas que involucran patatas es cómo saber cuándo está lista.
¡Es muy fácil! Estando en el agua, introduce un cuchillo en la patata. Si entre sin ofrecer resistencia, la patata está cocida.
Hasta acá la receta de hoy. Una receta para hacer en casa que nos encanta. Esperamos que sea de su agrado y sus comentarios contándonos cómo les quedó.

Receta (fácil) de Croquetas de ????Pollo caseras

Cada día nuestra conciencia nos invita a aprovechar al máximo los alimentos y a no perder nada de nada. No hablamos de usar el aceite de la freidora una y otra vez… Estamos hablando de hacer unas riquísimas croquetas de pollo aprovechando lo que nos ha sobrado de los banquetes de navidad por ejemplo.

Después de una fiesta o una gran cena en casa, es común que os queden sobras. Un poco de esto, otro poco de aquello, se acumula indefinidamente en la nevera.

Muchas veces no sabéis que uso darles. Para ayudaros a decidir, os traemos una receta de esas que llaman «aprovechadoras».

Vamos a preparar unas croquetas de pollo exquisitas.

Las croquetas de pollo, como casi todas las recetas de pollo, gozan de un sinfín de fanáticos.

Grandes y chicos las degustan con pasión, son perfectas para una noche de tapas e incluso para lanzaros un maratón de series o pelis en casa.

Ingredientes


Pollo para hacer croquetas

Los ingredientes que vais a utilizar para esta receta de croquetas los debéis separar en tres grupos: Lo necesario para hacer la bechamel, luego el relleno y por último el rebozado.

Salsa bechamel

  • 40 g harina
  • 1/2 litro de leche
  • 40 g mantequilla o margarina

Relleno de pollo

  • 2 tazas de pollo asado
  • Perejil fresco
  • Cebolleta fresca
  • Pimienta
  • Sal
  • Nuez moscada

Para rebozar y freír

  • Huevo batido
  • Harina de trigo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva o girasol

 

Preparación de croquetas de pollo


Picamos la cebolleta en cuadritos muy pequeños y la sofreímos, con un chorrito de aceite, en una sartén a fuego medio.

¿Cuándo está lista la cebolleta? Cuando veáis que está transparente.

Corta el pollo en trozos, también podéis desmecharlo, y lo agregáis a la sartén con la cebolleta.

Agrega sal y pimienta al gusto. El toque especial, pero, podéis darlo con una pizca de nuez moscada.

Sofríe durante unos 10 minutos. Retirar del fuego y reservar. ¡No lavéis la sartén todavía!

echar leche para la bechamel

En una olla profunda, hierve la leche. Una vez rompa a hervir, retírala del fuego y resérvala. Si se le crea nata, elimínala antes de usarla en el próximo paso.

Usando la misma sartén donde preparaste el pollo, agrega la mantequilla o margarina. Remueve hasta que se derrita.

Cuando esté completamente derretida, agrega la harina. Recuerda cernirla, es decir, pasarla por un colador para evitar la formación de grumos.

Cocina la mantequilla y la harina durante 3 o 4 minutos.

Luego, poco a poco, agrega la leche. No dejes de remover. Poco a poco verás que va espesando la bechamel.

Retírala del fuego cuando tenga la consistencia que deseas en la bechamel.

Ahora une el pollo sofrito con cebolleta y la bechamel. Vierte esta mezcla en un cuenco grande y poco profundo.

Tapa con papel film y guárdalo en la nevera. El papel film es importante ya que así evitáis que se resquebraje la masa.

Entre tres y cuatro horas después de estar en la nevera, la mezcla tendrá la consistencia necesaria para hacer las croquetas.

Hacer la bechamel

Con la ayuda de dos cucharas o con vuestras manos, toma una porción de masa y dale la forma característica de croquetas.

Conforme vayas formando las croquetas, pásalas por huevo batido, pan rallado y colócalas en una bandeja.

Ahora tienes todo listo y llegó el momento de freír.

En una sartén profunda, agrega abundante aceite y prende el fuego.

Por grupos, como normalmente lo haces, vas friendo las croquetas. Al tener un color dorado apetitoso, sácalas de la sartén y colócalas en un plato con papel absorbente.

Déjalas reposar un poco y sírvelas calientes, aunque también se pueden comer frías!

Se pueden acompañar con la salsa de vuestra preferencia. Por ejemplo, en casa las devoramos con salsa tártara.

Trucos y consejos para croquetas insuperables


Croquetas listas para degustar

Aunque la receta de croquetas de pollo es sencilla, aquí os damos unos trucos para que la calidad siempre sea superior.

Justo en el momento de cocinar la harina y la mantequilla que uses para la salsa bechamel, necesitas completar el proceso durante 3 o 4 minutos. Así evitarás el sabor a harina cruda que muchas veces invade el sabor de la salsa.

Asegúrate que el aceite esté caliente, muy caliente antes de comenzar a freír las croquetas. Así aseguras que no absorban aceite y queden crujientes.

¿Aceite de oliva o de girasol? Este tema da para escribir todo un blog. Sin embargo, recomendamos el aceite de oliva para freír las croquetas. Es más saludable y le da un gusto exquisito.

Ahora vamos con un pequeño truco. Si deseas potenciar el sabor de tus croquetas agrégale jamón o queso, ¡o ambos a la mezcla de bechamel y pollo.

Después de que domines la técnica de hacer croquetas, investiga en la preparación de croquetas de pescado, mariscos, champiñones, patatas, las posibilidades son realmente infinitas.

Esperamos que os haya gustado esta receta y aunque parece un poco compliado, es una muy buena forma de aprovechar el pollo que nos ha sobrado de otros platos.

Como hacer patatas bravas ????[Receta + Ingredientes]

Las patatas bravas son imprescindibles a la hora de ir de tapas. Este tradicional aperitivo se puede encontrar en cualquier rincón de la península, pero si quieres probar tus habilidades culinarias, sorprender a tus amigos y hacer algo diferente, te diremos cómo prepararlas con una receta bastante sencilla y económica.
Éstas no serían lo mismo sin su complemento perfecto: la salsa brava, que posee un toque especial en cada región del país; ya que en algunos sitios se realiza con tomates, mientras que en otros se prepara con alioli.
Si no eres un experto, no te preocupes. Al seguir estos simples pasos también aprenderás a cortar las patatas para que queden al punto y a la altura de las expectativas de tus comensales. Con práctica, éstas te quedarán crujientes y muy deliciosas. ¡Manos a la obra!

 

¿Qué ingredientes necesito para prepararlas?


Preparación de las patatas bravas:

  • 4 patatas: este ingrediente es primordial para la realización de tus increíbles patatas bravas. Si quieres una buena porción, es recomendable esta cantidad, pero la puedes aumentar o disminuir de acuerdo a tus preferencia.
  • Aceite para freír: si quieres hacer tus patatas de forma tradicional y no tan saludable, este ingrediente será imprescindible en tu cocina. (Si no, puedes hornearlas para bajar las grasas y los carbohidratos).
  • Una pizca de sal: necesaria para sazonar tus patatas.

Para la salsa:

  • 2 cucharadas de pimentón: (dulce o picante)
  • 1/2 pastilla de caldo de concentrado de carne
  • 20 gramos de harina
  • 1 cebolla grande o mediana
  • 250 ml de agua
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

 

¿Como se prepara?


Ya teniendo los ingredientes puedes empezar con la preparación de este manjar. Lo primero que te enseñaremos a hacer es la salsa brava, para la cual no necesitarás ser un gran chef. Con esta sencilla guía lograrás que todos se chupen los dedos:

  • Lo primero que debes hacer es cortar el ajo y la cebolla en trozos muy finitos.
  • Coloca una sartén a fuego bajo y vierte el aceite en él. Al calentar tienes que agregarle la cebolla y el ajo que ya habías cortado previamente, añadiéndole una pizca de sal. Al hacerlo debes remover hasta que todos los ingredientes queden cocidos (puede tardar aproximadamente 10 minutos).
  • Tras realizar el segundo paso, tienes que incorporar la harina. Al hacerlo debes revolver durante varios minutos para que todos los ingredientes se integren.
  • Después de poner la harina, añade a la mezcla las dos cucharadas de pimentón y revuelve durante, al menos, un minuto.
  • Añade el agua sin dejar de remover, así evitarás que la mezcla te quede grumosa.
  • Desmenuza la pastilla de concentrado de carne y viértela en la sartén junto a los otros componentes. Revuelve durante unos segundos y deja que se deshaga durante unos tres minutos. Al verla espesa, retírala del fuego.
  • Al enfriar, pásala a la batidora y espera hasta que te quede cremosa. Si notas que está muy espesa, sólo tienes que añadir un poco más de agua. Si es el caso contrario, vuelve a colocar la mezcla en la sartén y cocínala hasta que quede en el punto de tu preferencia. Al obtener la homogeneidad deseada, tu salsa brava estará lista para ser admirada por todos.

Después de realizar la salsa brava, el siguiente paso es preparar las patatas. Ésto te tomará menos tiempo de lo que crees. ¡Ya verás lo sencillo que es con esta receta!

  • Pela las patatas. Al hacerlo debes cortarlas; te recomendamos que primero lo hagas por la mitad y después por gajos, ya que será la forma más sencilla de realizarlo.
  • Después de efectuar este paso, tienes que pelar los ajos por la mitad. Al hacerlo utiliza una sartén y ponlo en fuego lento.
  • En la sartén añade aceite y comienza a colocar las patatas y los ajos. Lo vas mezclando a una temperatura de 140ºC hasta que se pongan dorados. Es importante que primero el fuego esté bajo y después lo pongas alto, para que la papas te queden crujientes por fuera y tiernas por dentro.
  • El tiempo de cocción es de ocho o diez minutos. Para comprobar que tus increíbles patatas están listas, utiliza un cuchillo y pínchalas. Si están tiernas por dentro, has logrado tu objetivo.
  • Al sacarlas de la sartén, usa un papel absorbente para quitar el exceso de grasa y ya está, tus patatas bravas están listas para servir.

 

Las diferentes versiones de las patatas bravas


Ya dijimos que las patatas bravas tienen un toque especial en cada localidad de España. Por ejemplo, en Madrid se hacen con un ingrediente extra: la cayena. Éste le dará un sabor picante, al que no te podrás resistir.
Si vas a Barcelona, la receta cambia. En la capital catalana este delicioso plato se hace a base de alioli con picante rojo, el cual le da un gusto totalmente único.
Las personas que cuidan su imagen física pueden hacer una versión más saludable de las patatas bravas. Sólo necesitarás de un horno, pimentón, romero y tomate triturado. ¡Podrás comer sin ningún tipo de remordimiento!

 

Trucos y Consejos finales


Es importante que respetes las cantidades que se te indican en la receta, ya que así podrás hacer unas exquisitas patatas bravas.

Para que las patatas queden bien en la sartén, tienes que seguir al pie de la letra las instrucciones que te hemos dado en cuanto a la temperatura en la que debe estar.

Uno de los mejores consejos que te podemos dar es que disfrutes tu tiempo en la cocina. La práctica hace al maestro, por lo que no te desanimes si a la primera no te sale como lo esperabas.