Como hacer Panna cotta [Receta Casera]

En esta ocasión, te diremos cómo hacer Panna Cotta, este típico y delicioso postre de origen italiano. También, diremos qué es una tarta de frutas muy fácil de preparar. Así que no debes temer y sigue leyendo para que puedas prepararla de la manera más tradicional posible, tal y como si la estuvieras comiendo en Italia.

Ingredientes que debe llevar la Panna Cotta

Ingredientes que debe llevar la Panna Cotta

Sus ingredientes son muy fáciles de conseguir y seguramente están al alcance de tu mano. A continuación, esto es lo que debes tener para que puedas preparar este plato:

  • Vainilla, debe venir naturalmente en su vaina.
  • Al menos, medio litro de nata.
  • 300 ml de leche completa.
  • Azúcar pulverizado o molido (azúcar glas).
  • Gelatina sin sabor.

Cómo se hace la Panna Cotta

Cómo se hace la Panna Cotta

Debemos destacar la facilidad con la que se puede hacer esta tarta, solo has de tener tiempo para prepararla. Pues debes ponerla en la nevera por un tiempo prudencial para que pueda tomar forma. También puedes presentarla en vasos o como una tarta normal y corriente.

Preparación

Preparación de panacota

En un recipiente, debes verter el azúcar en polvo, la leche y la nata.

Acto seguido,  ponlas a calentar.

Ahora, ralla las semillas de vainilla una vez que estos tres ingredientes estén al fuego. Mientras tanto, vierte la gelatina en agua fría para que comiencen a hidratarse.

Debes dejar hervir el recipiente en el que tienes la leche, el azúcar y la nata. También debes moverlo con una cuchara suavemente para que evites que se quede pegado. Una vez que esta mezcla empiece a hervir, debes poner la gelatina sin sabor, no sin antes escurrirlas bien.

Debes batir y mover bien para que la gelatina se disuelva. Y una vez que lo haga, apaga la cocina o bien retira el recipiente del fuego.

Ahora lo que tienes que hacer es verter la mezcla en otro recipiente, pasándola primero a través de un colador. Esto hará que se enfríe más rápido de lo normal. Una vez que esté frío, es hora de meterlo en la nevera tapándolo con papel film.

Cuando veas que la preparación está comenzando a endurecerse, debes sacarla de la nevera y comenzar a batirla de manera rápida. Esto se hace para que puedas esparcir la vainilla en caso de que hayan quedado trozos grandes de la semilla.

A continuación, debes verter la mezcla en el recipiente o molde que has elegido para ello. Debes poner de vuelta la Panna Cotta en la nevera.

Lo ideal sería dejar que enfríe allí dentro hasta el día siguiente. Sin embargo, con dejarlo mínimo unas 6 horas, es suficiente.

Variantes de la receta de panacota

Variantes de la receta de panacota

Como su sabor simple es muy neutro para la repostería en general, puedes acompañar este delicioso postre con otros elementos para que sea más dulce, por ejemplo, puedes añadirle caramelo líquido y quedará como una extraordinaria Panna Cotta de caramelo. Para una panna cotta de queso, solo debes agregarle queso crema y quedará con un sabor diferente y muy delicioso.

Entre otras variantes de la Panna Cotta, tenemos la de chocolate. Solamente debes añadir chocolate líquido una vez esté lista, cubre todo el postre con el chocolate y déjalo enfriar. Quedará extremadamente delicioso.

Una de las variantes más exóticas y sabrosas de este postre es la Panna Cotta de café. Solo debes añadir una pizca de brandy y una bolsa pequeña de café soluble. Es una delicia al paladar.

Y si quieres ponerle frutas, nada como las fresas o los frutos rojos para darle un sabor intenso a tu preparación.

Consejos

Consejos para preparar panna cotta

Para que la panacota salga con más facilidad del molde, puedes ponerlo en una taza más grande con agua tibia o caliente. De la misma forma, puedes quitar el postre con la ayuda de un cuchillo y luego voltearlo en un plato. Si no dispones de un molde, puedes usar vasos sin problema alguno.

Puedes hacer también Panna Cotta de Nutella, solamente debes verter el dulce en la preparación caliente, antes de que hierva.

Si quieres un toque más ácido, podrás preparar esta deliciosa tarta con limón. Esta vez, podrás comprar gelatina de limón y deberás verter la piel de un limón rallada en la mezcla caliente.

Ahora ya sabes cómo hacer Panna Cotta de la forma más fácil y rápida. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en ponerlo debajo de los comentarios!

 

Los 27 Postres Italianos más típicos

La gastronomía italiana es una de las más conocidas y variadas en el mundo, con los platos más exquisitos del planeta.

Esto también es cierto de sus postres. Estos tienen una fama y un sabor particularmente únicos. A continuación, te presentamos los 27 postres italianos típicos que debes probar alguna vez en tu vida.

Los Mejores 27 Postres Italianos

panna cotta

La panna cotta o panacota es un delicioso postre.  Originado en la región de Piamonte, tiene una consistencia similar al flan, y sus ingredientes son realmente sencillos: nata, leche, azúcar, gelatina y vainilla.

Esta receta también sirve como base para hacer una panna cotta de chocolate o café, mezclando el cacao o el café en la preparación de la nata. Para hacerlo más atractivo, se adorna con mermelada, melocotones, o cualquier fruto rojo.

Primero, cocinamos la gelatina hasta que se disuelva. Luego, en una cacerola grande cocinamos la nata con el azúcar, y los otros ingredientes. Al final, mezclamos la preparación con la gelatina y la vainilla, y dejar enfriar toda la noche para que tomen una mejor consistencia.

tiramisú

El Tiramisú es pastel proveniente de Venecia, Italia. Una de sus más grandes particularidades es su alto contraste entre los sabores del café, el cacao y la crema.

Existen diferentes variaciones del tiramisú, pero su receta básica consiste de queso mascarpone, bizcochos de soletilla, cacao en polvo, café frío, huevo, chocolate negro, y licor de amaretto.

Preparamos el café, y dejamos enfriar. Luego, preparamos la crema con los huevos, el azúcar y el queso. Y por último, remojamos las soletillas en el café con ron, y hacemos capas de bizcocho y crema, y cubrimos la última capa con crema.

Este es un postre verdaderamente recomendado para los amantes de sabores fuertes.

gelato

El gelato es la versión italiana del helado. Esta versión contiene menos grasa que su primo el americano, debido a que no tiene crema, y está mayormente compuesto por leche. Además, la consistencia del gelato es más concentrando debido a su menor cantidad de aire.

Está hecho con leche entera, huevos, azúcar granulada, vainilla, y saborizante.

Llenamos de agua una olla grande hasta la mitad, y la calentamos hasta hervir. Batimos las yemas para formar una crema espesa de color blanco. Mezclamos las yemas con la leche. Luego, cocinamos esta mezcla en baño maría para obtener la crema. Dejamos enfriar, y podemos disfrutar de nuestro gelato.

cannoli

El cannoli es un dulce proveniente de Sicilia, Italia. Es un pequeño tubo hecho de masa, relleno con queso ricotta y algunos otros ingredientes.

Una de las particularidades de su receta es que la masa está hecha con vino Marsala, un vino dulce que da un sabor único a la masa.  El relleno está hecho con queso ricotta, azúcar glas, ralladuras de naranja o limón, y algunos otros ingredientes según el gusto de cada uno.

En la preparación de la masa, colocamos todos los ingredientes en un bol, y vamos incorporando los huevos, el vino, y los demás ingredientes. La masa estará lista, cuando se estire fácilmente sin romperse, y esté suave.

Para la crema, quitamos el exceso de líquido al ricotta con un colador. Y mezclamos la ricotta con todos los demás ingredientes. Luego esperamos que nuestros cannoli estén fríos, los rellenamos, y estarán listos para comer.

zuccotto

El zuccotto es otro postre italiano con un muy buen sabor y muy sencillo de hacer. Su presentación es en forma de bóveda o de semiesfera, algunos incluso dicen que parece un iglú.

Al igual que el tiramisú, su receta básica es un bizcocho o soletillas mojadas en algún licor. Y se van haciendo capas entre el bizcocho o las soletillas, y la nata. También se pueden agregar otros ingredientes como chocolate, nutella, etc.

Primero, preparamos el almíbar. Luego, derretimos el chocolate a baño María, y dejamos enfriar. Batimos la crema de leche y el azúcar, con la esencia de vainilla. Y mezclamos con el chocolate. Cubrimos el molde con el bizcocho mojado en almíbar, y hacemos varias capas de bizcochos y crema.

sfogliatelle

El sfogliatelle tuvo su origen en la región de Nápoles, Italia. Su nombre proviene de la palabra sfoglia que significa hojaldre, ya que el postre es hecho con masa de hojaldre.

Su textura y sabor son una de las particularidades más importantes de este postre. Además, su relleno está hecho con semolina fina, queso ricotta, azúcar glas, y fruta confitada.

Este es un postre con un complejo proceso de elaboración. Pero sin duda vale la pena probar uno preparado por un buen chef, u optar por hacerlo en casa.

pastiera

La pastiera también es un postre de origen napolitano. Esta tarta cuenta con un exterior crujiente debido a la pasta frolla, y un interior muy cremoso, con un aroma muy atrayente.

La pasta frolla se hace con harina de fuerza, mantequilla sin sal, azúcar, ralladura de naranja, y azúcar glas. El relleno es hecho con grano de trigo cocido, leche entera, ricotta, azúcar, ralladura de naranja, y algunos otros ingredientes.

Comenzamos elaborando la pasta frolla. Mezclamos la pasta con el azúcar, la ralladura de limón, la harina, y los huevos hasta que los ingredientes estén incorporados, y la masa sea flexible, de modo que no se rompa al estirar.

Para la crema, cocemos el grano de trigo, la leche, la ralladura de limón y los otros ingredientes. Aparte, removemos el queso ricotta con azúcar, y huevos. Y mezclamos con la mezcla cocida. Y por último, unimos la crema con la pasta, cocinamos, y listo.

genovesa

El pastel o bizcocho genovesa es un plato base para otras recetas. En otras palabras, es un bizcocho sencillo que sirve para hacer otras recetas más complejas. Esta receta es utilizada en muchas pastelerías del mundo.

Una de las características más importantes de este bizcocho es que no lleva levadura. Su textura esponjosa está formada de aire, producido por la cantidad de huevos montados que lleva.  Sus ingredientes son: mantequilla fundida a temperatura ambiente, harina, huevos, azúcar y sal.

crostata

La crostata es una tarta típica de Italia. Es hecha a base de pasta frolla, y su relleno original consiste de mermelada de cereza, melocotón, o fresa. La combinación entre la dureza de la masa frolla y la mermelada hacen de este dulce un postre exquisito para el paladar.

Elaboramos la masa, agregando los ingredientes secos, y mezclándolos con la mantequilla y los huevos. Amasamos la mezcla, hasta que quede suave y lisa. Estiramos con un rodillo con harina, y colocamos en nuestro molde. Vertemos la mermelada, tapamos la tarta, y luego horneamos.

seadas

La seada es un postre típico de la isla de Cerdeña. Su preparación consiste de un gran bollo de semolina. Y su relleno está compuesta de trozos de queso, azúcar, canela y ralladura de naranja o de limón. La masa se prepara con manteca de cerdo, y se cocina en aceite de Oliva, o en la manteca de cerdo. Y al estar lista, se cubre de miel o azúcar.

torta caprese

La torta caprese es otra delicia de la gastronomía italiana. Una de sus particularidades es que el pastel no está hecho con harina de trigo, sino que es una combinación de almendras trituradas, chocolate derretido, y mantequilla. Esto hace de este pastel una alternativa para aquellos que son alérgicos al gluten.

Se derrite el chocolate en barra junto a la mantequilla, para incorporar los ingredientes. Se prepara la almendra molida con azúcar en un molde con huevos montados. Se hornea, se deja reposar, ¡y listo! Disfruta de ella.

panettone

El panettone es un pan clásico para la celebración de la navidad en muchos lugares del mundo. Lo que muchos no saben es que es un postre típico de Italia, para celebrar esta festividad.

Su textura, suavidad, y sabor, y diversas variantes, hacen de este pan una alternativa para nuestros postres, sea en navidad o en cualquier otra fecha del año.

En algunos casos, el proceso de elaboración es muy complejo, así que podemos comprarlo en cualquier supermercado. Pero si deseamos tener una gran aventura, y desarrollar nuestras capacidades de cocina, podemos hacerlo nosotros mismos en casa. Solo necesitamos levadura, azúcar, leche, huevo, harina, y algunos otros ingredientes.

bonèt

El bonèt piamontesa es la variante italiana del flan comúnmente conocido. Está hecho con lecha entera, preferiblemente fresca, cacao en polvo y licor de almendra. Además, está decorado con amaretto molido.

Molemos los amaretti en un procesador de alimentos, o lo compramos previamente molido. En un bol, batimos los huevos con el azúcar y el licor de almendra. Y luego mezclamos con el amararetti y el cacao. Al estar listo, vertemos en un molde. Cocinamos, y nuestro bonét estará listo.

pan de saba

El pastel de chocolate Reina de Saba también es una buena opción para aquellos que buscan postres libres de gluten. Esta receta no lleva harina de trigo, sino que su preparación se hace con chocolate, maicena, almendra molida, y huevos.

Su consistencia es suave y esponjosa, y tiene un sabor intenso a chocolate. Una receta fácil de preparar.

torrone

El torrone o turrón es receta que también es de origen italiano. Su sabor característico de maní es lo que lo hace un dulce único. Sus ingredientes no son muy difíciles de conseguir, y su preparación es realmente sencilla. Está elaborado con maní tostado, azúcar refinada, huevos, glucosa de maíz y almidón de maíz.

Se hierve la glucosa y el almidón del maíz hasta que comience a hervir, y pueda endurecerse con agua fría. Se baten los huevos con sal, y se agrega el jarabe caliente de maíz. Se coloca encima del maní, y luego se deja enfriar.

canestrelli

Las canestrelli son unas galletas tradicionales de Italia. Tienen una textura agradable al paladar, con la forma de una margarita de 6 pétalos.

Estas galletas son sencillas de hacer. Sus ingredientes son azúcar glas, mantequilla, harina de trigo, maicena, huevos, y sal.

Una de las particularidades de esta receta es que la yema de huevo es previamente cocida. Pero no te dejes engañar, porque esto es precisamente lo que da su sabor y consistencia a estas galletas.

cartocci

El cartocci es un postre parecido al cannoli, de origen siciliano. Es un pastel frito bastante suave, relleno de ricotta endulzada, con chocolate, o esencia de vainilla o naranja. Este postre se consume principalmente para el desayuno.

La masa leudada se envuelve un tubo de metal especial, se hornea, y luego se fríe de esa manera. Al enfriarse un poco, se rellena con queso de ricotta, y listo para consumir.

bocconotti

El bocconotti es un tipo de tartaleta italiana. Se prepara relleno de chocolate o mermelada, con ralladura de naranja o de limón.

El primer paso es elaborar la masa de hojaldre, mezclando la harina, el azúcar, los huevos, el bicarbonato y la ralladura de limón. Hacemos un disco con la mezcla, y refrigeramos mientras preparamos el relleno.

Tenemos que moler las almendras hasta que queden muy finas. Luego, agregamos azúcar, cacao en polvo, chocolate y canela, o la mermelada de nuestra preferencia. Preparamos nuestras tartaletas en los moldes, y horneamos.

gubana

La gubana es un pan dulce relleno de frutos secos, usualmente preparado durante la Navidad o la pascua en el Norte de Italia. La marca distintiva de este pan es que se elabora enrollando la masa en forma de caracol.

Para la masa necesitaremos harina, mantequilla en pomada, levadura fresca, azúcar, huevos y sal. Para el relleno utilizaremos nueces, almendras, uvas pasas, ciruelas, y cualquier otra cosa que queramos agregar a nuestro gusto.

pardulas

Las pardulas o casadinas son pastelitos al horno típicos de la ciudad de Cerdeña. Tradicionalmente, es un postre que se prepara en el tiempo de la pascua en esta región. La masa es fácil de preparar, ya que sus ingredientes básicos son harina, mantequilla y aceite. Lo que hace más atractivo a este dulce es la bonita forma de flor de su masa.

El relleno se prepara con ralladura de limón, huevo, queso ricotta y azúcar. Luego de tener todo listo, colocamos la crema dentro de la masa, y se hornea a 180º C durante 30 minutos.

amaretti

Los amaretti son unas galletas elaboradas con pasta de almendra.  Se cree que tienen su origen en países árabes, y que llegaron a Italia a través de inmigrantes árabes, y a partir de allí, se volvieron un postre tradicional de Italia, muy bueno para acompañar tu expreso.

Lleva almendra molida, azúcar, esencia de almendra, claras de huevo y azúcar glas para la decoración.  Para su elaboración, batimos el azúcar con la almendra en polvo, la clara de huevo y la esencia de almendra, hasta que nos haya quedado una pasta. La dejamos reposar en la nevera durante 20 minutos, y luego la horneamos durante 20 minutos más con el horno previamente precalentado a 200º C.

cassata

La cassata es un postre típico de la gastronomía siciliana. Sus ingredientes básicos consisten de ricotta, azúcar, bizcocho, mazapán, azúcar glas y fruta confitada. Esta torta varía su presentación final dependiendo del cocinero o chef que lo prepare.

La preparación de este dulce conlleva un poco más de elaboración por cada una de las partes que tiene. Pero sin duda, por su gran sabor, vale la pena el esfuerzo.

taralli 

Los taralli son unas rosquillas que tuvieron su origen en el sur de Italia. Su preparación es una de las más fáciles entre todas las recetes de nuestra lista.

Sus ingredientes son harina de fuerza, aceite de oliva, sal y semillas de hinojo. Debemos mezclar la harina con el aceite, para formar la masa. Luego, echamos las semillas de hinojo y la sal, y vamos amasando hasta que no se pegue ni en el bol ni en las manos. Luego formamos nuestras rosquillas de taralli, las colocamos en agua hervida hasta que floten sobre la superficie, horneamos durante 30 minutos, en el horno precalentado a 180ºC. Y así tenemos nuestras taralli.

tegole

Las tegole son unas obleas muy delgadas, provenientes del Valle de Aosta. Estas obleas están hechas con avellanas, almendras y nueces. Para su preparación, debemos moler de manera muy fina los frutos secos, y mezclar con claras de huevos y harina batida con antelación.  Precalentamos el horno a 180º C y cocinamos durante 7 minutos, o un poco más si es necesario.

mostacciuoli 

Las mostacciuoli son unas galletas de suave consistencia, que tienen un lugar importante en las cocinas italianas. Su relleno está hecho de almendras molidas, y de esencia de canela. Puede aromatizarse con limón, cacao o chocolate.

Una de las particularidades más importantes de estas galletas es que son hechas con mosto, o algún vino de preferencia. Sus ingredientes principales son la harina, huevo, azúcar morena, almendras molidas, cacao en polvo, canela, y la ralladura de limón.

Estos son tan sólo algunos ricos dulces provenientes de la cocina italiana. Son una buena opción para comer a solas, o con la familia o los amigos. ¡Anímate probar o preparar alguno de ellos!

Cómo hacer Tiramisú casero????[Receta original]

El Tiramisú es un pastel de origen italiano, caracterizado por sus altos contrastes de sabores fuertes entre el café, el cacao, y la crema.

Existen por lo menos dos versiones oficiales sobre el origen del Tiramisú. Algunos dicen que proviene de los años ’50 de la región de Veneto, Venecia, Italia. Otra versión le asigna una fecha más antigua a finales del siglo XVII, en Siena.

Pero sin importar mucho el origen de este postre, lo cierto es que es exquisito. Por eso, aquí te enseñaremos cómo hacer Tiramisú. 

Ingredientes para el tiramisú

  • Comensales: De 4 a 6 Personas.
  • 500g Queso mascarpone (O queso crema Filadelfia).
  • 400g Bizcochos de soletilla.
  • Cacao en polvo.
  • Café frío.
  • Chocolate negro en barra.
  • 4 yemas de huevo.
  • 4 claras de huevo o 200ml de nata líquida.
  • Una cucharada de ron o licor de amaretto.

Preparativos para hacer el tiramisú

Preparar el Café

Preparación de cafe

Primero, haz el café. Puede ser café instantáneo o hecho en Greca, o cualquiera de tu gusto. Prepara el café de primero, para que pueda enfriarse, mientras terminas con las otras partes de la receta.

Preparación de la crema

Preparar la crema del postre

Posterior a eso, viene la elaboración de la crema con los huevos, la clara a punto de nieve, el queso y el azúcar.

Preparación del pastel

Por último, debemos unir todos lo que hemos hecho. Remojamos los bizcochos en el café, los colocamos en una bandeja, y vamos intercalando los bizcochos con la crema.

Cómo se hace el Tiramisú casero

Haz el café

Hacer el café para el Tiramú

Haz el café como sea a tu gusto. Algunos prefieren hacer café instantáneo por su rapidez. Pero mientras más fuerte sea el café mejor será el sabor del Tiramisú, debido al contraste que produce con el chocolate. Por eso, es recomendable hacer un expreso, preferiblemente con la greca, para preservar el estilo italiano.

Importante. No remojes los bizcochos en el café, sino hasta que se enfríen. El calor de la bebida los deshace.

Elabora la nieve

Bate las 4 claras de huevo con un poco de azúcar, hasta que lleguen al punto de nieve. Pon tu batidora a máxima velocidad. Estará listo, cuando lo voltees y no se caiga.

La receta también puede hacerse con nata. Le echas un poco de azúcar a los 200ml de nata, y esperas a que esté espesa como un buen merengue. Ten cuidado de no batirla demasiado.

Las yemas con el azúcar

hacer-la-crema

​Para este paso, tomarás las 4 yemas que te sobraron de los 4 huevos que usaste para la nieve. Agrega el resto del azúcar, y mézclalos con la batidora.

Apenas eches el azúcar, comienza a batir. Recuerda que el azúcar es un conservante, que ayuda a la cocción de la yema del huevo. Si no lo haces rápido, posiblemente queden grumos. Bate hasta que todo el azúcar se haya disuelto.

Esta es la razón también por la que este postre puede consumirse «crudo», a pesar de que tiene huevo. Porque el azúcar ayuda a su cocción, y no propensa ningún daño para el cuerpo.

Hacer la crema

En este paso, vamos a prescindir de la batidora. Aquí mezclaremos la nieve con las yemas de huevo, y el queso mascarpone.

No queremos que la crema pierda su volumen, sino que mantenga el aire. Por eso, debemos usar una paleta o una lengua de repostería, y batir lentamente, hasta que todo tenga un color uniforme.

Si no encuentras el queso mascarpone, puedes sustituirlo por un queso crema filadelfia.

Remoja las soletillas

​Para este punto, ya tu café debe estar frío. En todo caso, después de haberte asegurado que así sea, agrega la cucharada de ron, amaretto, o brandy.

Toma cada una de las soletillas, y remójalas en el café con el licor. No las dejes demasiado tiempo para que no se deshagan. Por cada una que vayas remojando, velas ordenando en la bandeja donde reposará el tiramisú.

Construir el tiramisú

En la bandeja, o charola, ordena lo que ya hemos preparado. Debemos colocar una base de soletillas previamente remojadas con café. Luego, otra capa con la crema. Y así sucesivamente, hasta que cubramos todo el molde o bandeja. La última capa siempre debe ser de crema.

Coloca el cacao y el chocolate

Colocar el cacao al tiramisu

Toma el chocolate en barra, y ráyalo uniformemente sobre el tiramisú. Luego, echa el cacao en un colador, y dispérsalo sobre toda la cubierta del pastel, preferiblemente que lo abarque todo.

Deja enfriar

Por último, deja enfriar de 3 a más horas. Recuerda, mientras más tiempo repose, más se unirán los ingredientes, y el sabor será mejor.

Consejos

Consejos-para-hacer-el-postre

  • Espera que el café esté bien frío. Esto es para no dañar las soletillas.
  • No dejes demasiado tiempo remojando las soletillas. Ellas absorben rápido el líquido, por la que muy fácilmente se deshacen. Pásalas hasta que haya absorbido el suficiente café.
  • Bate rápido el azúcar y las yemas del huevo. Una vez que eches el azúcar sobre las yemas, bate inmediatamente, para que no queden grumos de azúcar.
  • Hacer la crema sin batidora. No uses batidora en este momento, para que la crema no pierda volumen.
  • Sustituto del queso mascarpone. Si no consigues este queso, o cuentas con el presupuesto suficiente, un buen sustituto es el queso crema filadelfia.
  • Deja reposar para que tome mejor sabor. Recuerda, mientras más tiempo repose, mejor será el sabor. Algunos, incluso, la dejan reposar de un día a otro.
  • Tiramisú caseros. Esta es la receta básica del tiramisú. No obstante, existen muchas variaciones que puedes darte el gusto de hacer.

​Espero que te haya sido de mucha utilidad la receta de cómo hacer un tiramisú. Disfruta mucho de este delicioso postre, revitalizante para el cuerpo y exquisito para el paladar.

 

Los 5 mejores ????quesos Italianos para acompañar la pasta

Los quesos italianos son a la pasta lo que las patatas son a las tortillas españolas. ¡Son inseparables!

El plato de pasta humeante, con ese olor que te invita a comerlo todo, se completa cuando tomamos queso rallado y lo esparcimos -con lentitud de ritual- por toda la superficie.

La salsa termina con un efecto “nevado” que solo quiere decir una cosa: Es hora de comer.

Existen distintos tipos de quesos, sabores, intensidades, y ahí sí tenemos mucho que debatir.

Sin embargo, cuando hablamos de nacionalidad del mejor acompañante para la pasta, los quesos italianos se vuelven a llevar los laureles.

Entonces, tomando en cuenta las coincidencias, te presentaremos los mejores quesos italianos para acompañar tus platos de pasta.

Queso parmesano (Parmigiano Reggiano)

Queso parmesano

Cualquier receta de pasta combina con queso parmesano, reconocido en Italia bajo el nombre Parmigiano-Reggiano.

Según lo establecido en el número de registro CE 1107/9 de la norma europea CEE 2081/92, el queso parmesano es un producto con Denominación de Origen Protegida (DOP).

Esto quiere decir que, cualquier método de producción debe seguir lo establecido en dicha norma para que el producto resultante se considere queso parmesano.

Además, deben ser elaborados y madurados en Módena, Parma o Reggio Emilia, zonas de Bolonia y Mantua, Italia.

El queso parmesano se reconoce porque en su concha tiene el nombre, zona de fabricación y se determina el tiempo de maduración, que va de 12 a 36 meses.

Queso Gorgonzola

Queso Gorgonzola

Este es otro de los tipos de quesos italianos que cuentan con DOP, según registro CE 1107/96 y cuyo nombre se lo debe a la localidad de Gorgonzola, ciudad italiana de Milán.

El queso Gorgonzola es un producto fabricado con lecha de vaca, pastoso y untable, que se fabrica en dos presentaciones: picante y dulce.

Para su maduración se emplean 50 días para las presentaciones dulces y 80 días para las picantes. Se obtiene un producto con sabor similar a los quesos Stilton o Roquefor.

En cuanto al uso, podemos destacar que forma parte de uno de los quesos preferidos, no solo para la preparación de pasta italiana, también va bien con pan, pizzas, risotto, entre otros platos.

Mascarpone

Queso Mascarpone

Proveniente de Lombardía, región del norte de Italia, tenemos el tercer tipo de quesos italianos.

El queso Mascarpone es un tipo de queso fresco con consistencia que rememora el queso crema, con un sabor dulce y gran contenido calórico.

La preparación de este queso es similar a la elaboración de yogurt. Se calienta nata con un cultivo de bacterias hasta que cuaje.

Por su formación bacteriana, se debe consumir en poco tiempo ya que tiende a dañarse en muy rápido.

Es utilizado con frecuencia como queso para untar, también en pastas, pero su presentación estrella es en el tiramisú, postre emblemático de la cocina italiana.

Mozzarella

Queso Mozzarella

Este queso italiano es el cuarto de la lista y también tiene DOP, para cumplirla debe estar fabricado en provincias de Caserta y Salerno.

También se admite la producción queso mozzarella de Nápoles, Foggia, Latina y Benevento, todas localidades de Italia.

La receta original, que da como resultado el mozzarella con DOP, está fabricado con leche de búfala. También existen variantes con leche de vaca u oveja.

Se puede encontrar en distintas formas, la tradicional bola redondeadas, bolas pequeñas, rallado, en rodajas, hay un estilo para cada gusto.

En cuanto a su uso en la cocina, se le puede encontrar en pastas italianas, lasaña y tiene un rol especial en la preparación de la pizza.

El Pecorino

Queso Pecorino

Cerramos nuestra lista de quesos italianos más destacados con el pecorino.

Como todos los antecesores, los quesos pecorino fabricados en las localidades italianas de Cerdeña, Toscana, Sicilia y Basilicata; tienen denominación de origen.

Es un queso de textura dura, con distintos tiempos de maduración según su tipo, que se fabrica con leche de oveja, con un sabor distintivo que evoca a las nueces y la mantequilla.

Aunque se utiliza para ser espolvoreado en distintas preparaciones de pastas italianas, el pecorino se suele comer con miel, peras y nueces, siendo la guinda de un gran banquete.

Con las papilas gustativas activadas, nos despedimos y esperamos que esta información te sirva para complementar los exquisitos platos de pasta que salgan de tu cocina.

Si conoces algún tipo de queso o tienes una recomendación adicional, te invitamos a dejarnoslo en los comentarios.

Comparte este artículo con algún entusiasta de los quesos ¡Seguro que le encantará!

[Truco] Como pelar y cortar una patata (en 5 segundos)

Te guste o no la cocina, a todos nos llega la hora de cortar y pelar una patata. Si no lo has hecho ya, más pronto que tarde te tocará hacerlo, es ley de vida! Un alimento como la patata, tan saludable y que se puede hacer de tantas maneras, es un alimento esencial en la cocina. Se puede agregar en casi cualquier plato como acompañante o guarnición. Por lo tanto, es indispensable que sepas como pelar y cotar una patata de forma adecuada.

Sobra decir que pelar y cortar una patata puede parecer fácil, pero como todo en esta vida requiere su técnica y algún que otro truquillo también.

A continuación, te contaremos como hacerlo de una manera fácil y rápida. Además, seguro que cuando acabes de leer este artículo te van a entrar ganas de pelar y cortar patatas.

Una vez hechas las presentaciones, vamos con los pasos a seguir:

 

Paso 1: Lavar las patatas

Lavar-las-patatas

Siempre es recomendable lavar las patatas. Con ponerlas debajo del grifo y frotarlas un poco alrededor bastará. Si ves que tiene alguna parte muy oscura o en mal estado quítala también.

 

Paso 2: Elección del cuchillo

Elegir-el-cuchillo

No todos los cuchillos sirven para esta tarea, lo ideal es elegir un buen cuchillo especial para pelar patatas, por ejemplo, los cuchillos arcos. También puede usar un pelador de patatas u otor utensilio.

Cuanto más simple sea la herramienta que usas más fácil será de limpiar. Este punto parece una tontería, hasta que te toca a ti lavar!

Por eso en este caso recomendaos un cuchillo y no otra opción.

Paso 3: Mejor manera de pelar

Hay muchas formas de pelar una patata, aquí nos vamos a centrar en dos. Para hacer este artículo les hemos puesto nombre (así parece que sea algo más importante). El primer método lo hemos llamado “método zanahoria” y el segundo “método manzana”. Los más experimentados en la cocina ya se imaginarán el motivo.

Si la patata tiene forma alargada será mucho mejor pelarla con el método zanahoria y realizaremos el método manzana cuando la patata tenga forma redonda o no la podamos pelar con el primer método.

  • Método zanahoria

Como-pelar-una-patata

Empieza a pelar la patata por la parte superior y desliza el cuchillo hacia abajo suavemente, pero de manera firme sin hacer demasiada fuerza. Si, en efecto, como si pelaras una zanahoria.

Cuando estés en la parte inferior de la patata repite el proceso una y otra vez dándole la vuelta a la patata. Recuerda mantener siempre la parte que vas a pelar boca arriba para tener un mayor control del corte.

Evidentemente es cuestión de cogerle el truquillo, pero a la que lleve unas cuantas patatas ya verás como aumenta la rapidez y la soltura con la que lo haces.

  • Método manzana

Pelar-una-patata-metodo-manzana

Si, también lo has adivinado esta vez, esta forma de pelar las patatas es igual a pelar una manzana.

Empieza un poco por debajo de la parte superior de la patata. Ves dándola la vuelta con cuidado mientras vas cortando la piel con el cuchillo. Los más expertos afirman que un pelador profesional de patatas no se le rompe la piel al pelarla, y que cuando acaba, obtiene toda la piel en una larga y perfecta tira. Evidentemente esto no es necesario, simplemente queríamos comentártelo, es bastante difícil que te salga las primera veces (puedes probarlo).

Cortar-toda-la-piel

Paso 4: Quitar imperfecciones

Cuando tengas completamente pelada la patata revisa que no haya ninguna parte golpeada o imperfección en la superficie, si la hay, puedes usar la punta del cuchillo o “pelador de patata” para sacarla.

Paso 5: Hora de cortar

Cortar-la-patata

El pequeño truco de este paso es cortar la patata por la mitad verticalmente, de manera que queden dos partes largas.

Una vez tienes las dos partes alargadas, apóyalas de manera que la superficie plana quede debajo y sea más fácil cortar en rodajas o en tiras muy finas (mi favorita). Esto dependerá de cómo las quieras hacer.

Apila las rodajas y corta por en medio otra vez y repite el proceso hasta que tengan el tamaño que deseas.

Piensa que cuanto más grueso sean los trozos más tardará en hacerse también.

Paso 6: Preparación

Como te comentábamos antes, el tamaño de los trozos irá en función del plato que quieras hacer, así que solamente quedará cocinarlas.

Si quieres puedes darles un vistazo también a nuestros artículos sobre como hacer patatas bravas o ver una receta de ensaladilla rusa y aprender cómo se hacen estas deliciosas recetas.